Rebajas, rebajas, ya han llegado…Por fin, un poco de sinceridad.

Hoy hace un mes que en la mayoría de ciudades europeas comenzaron las esperadas rebajas. Cada año vemos en los telediarios como la gente se agolpa a las puertas de los grandes almacenes con tal de ser los primeros en entrar y poder atrapar con antelación la dichosa prenda. Los expertos en marketing hablan de la era relacional, y si no entiendo mal, en toda relación debe haber una óptima sinceridad, confianza y seguridad, no es así? Las rebajas son la época del año, en la que las marcas de consumo son más sinceras con el público, pero entonces durante los otros meses, qué hacen con nosotros? Señores y señoras, las marcas nos toman el pelo. Sin tapujos! Cómo puede ser que una prenda, primero se venda por 150€, después se reduzca 30€ y se pueda llegar a adquirir por 60€. Y esto por poner un ejemplo.Qué margen de beneficio sigue teniendo el comerciante para que pueda ofrecerle a 60€, y lo mejor, cuánto margen tenía cuando la vendía unos meses atrás por más del doble. Y las compañías..?

Las marcas nos engañan, y así no funciona bien una relación, y menos el marketing relacional. Podemos hacer una promoción con mínimo porcentaje de descuento, una oferta, pero, por favor, acrecentar el coste del producto para después reducirlo hasta límites incalculables durante la época de rebajas sólo permite poner en evidencia la calidad de dicho producto y la sinceridad de esa marca. No es normal que una misma prenda de ropa cueste hoy 120€ y dentro de dos semanas 70€, porque lo primero que pienso es vaya cara de tonto se me quedaría si hubiera adquirido dicha prenda de vestir dos semanas atrás.También entiendo que haya que pagar las campañas de publicidad y el trabajo que hay detrás del lanzamiento de un nuevo producto, pero, por favor, seamos comprensibles.

Espero que dentro de unos años, esto no continúe pasando. Confío en el mercado asiático, que poco a poco van copiándonos nuestro estilo de vida, de vestir, las modas y los gustos, con el objetivo final de acabar comiéndose gran parte del pastel. Estoy convencido que ofrecerán lo mismo o mejor, al precio de fábrica. Estos serán los nuevos “marcas blancas” de la moda.

Recordad que nuetros clientes tienen que ser nuestros aliados, no hay que verlos desde el punto de vista comercial sino desde la contribución a nuestro desarrollo y reputación corporativa.

El próximo post trataré un tema controvertido para el sector de la alimentación, las marcas blancas o del distribuidor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s