La Nomofobia, como el amor, no entiende de edades

La Nomofobia, como el amor, no entiende de edades. La otra tarde me resguardé de la intensa lluvia que caía en Roma en una cafetería del centro de la ciudad, con wi-fi, claro está. Es de esos lugares donde no pueden faltar los Nomófobos, ansiosos por encontrar un espacio donde conectarse. Mientras me tomaba elSigue leyendo “La Nomofobia, como el amor, no entiende de edades”